93 799 48 08 info@agh-asesoria.com
pixabay

¿Cómo tributa en Renta la devolución de la claúsula suelo?

 

En este artículo vamos a intentar desgranar los efectos fiscales derivados de la devolución, por parte de las entidades financieras, de los intereses previamente pagados por los contribuyentes como consecuencia de las cláusulas suelo.

De entrada, no procede incluir en la declaración del IRPF, ni las cantidades percibidas como consecuencia de la devolución de los intereses pagados, ni los intereses indemnizatorios reconocidos por  la aplicación de las cláusulas suelo. Ahora bien, se establecen unos supuestos de regularización en caso de que dichos intereses hubieran formado parte de la deducción por inversión en vivienda habitual o deducciones autonómicas o si hubieran tenido la consideración de gasto deducible:

  • En el supuesto de que el contribuyente hubiera utilizado dichos intereses para la aplicación de la deducción por inversión en vivienda habitual o de deducciones autonómicas, las cantidades percibidas y previamente deducidas deberán incluirse en la declaración de la renta del ejercicio en el que se haya producido la sentencia, el laudo arbitral o el acuerdo con la entidad, pero sin incluir los intereses de demora. Deberán incluirse en las casillas 524 y 526 no siendo necesario completar las casillas 525 y 527 de intereses de demora.

Ahora bien, solo deberán incluirse las cantidades percibidas por intereses no indemnizatorios que hayan sido utilizados en la  deducción por inversión en vivienda de ejercicios no prescritos. Es decir, si en el 2017 percibimos 7.000 euros de intereses mal aplicados y 1.500 euros de intereses indemnizatorios, solo se tendrá que tributar en el ejercicio 2017 por la parte de los 7.000 que correspondan a intereses incluidos en la deducción por vivienda habitual de los ejercicios 2013, 2014 ,2015 y 2016, estando prescritos la tributación por el resto de intereses.

En el supuesto de acuerdo con la entidad financiera y que se destine la cantidad percibida a minorar el principal del préstamo hipotecario, no procederá regulación de ningún tipo, si bien, la cantidad amortizada del principal del préstamo tampoco generará deducción por inversión en vivienda habitual.

  • En el supuesto de que el contribuyente hubiera incluido en declaraciones de años anteriores los importes ahora percibidos como gasto deducible (por ejemplo en la tributación por rendimientos por alquiler de una vivienda donde los intereses del préstamo hayan sido un gasto deducible), tendrá que realizar declaración complementaria de los ejercicios no prescritos, eliminando esos gastos, sin intereses de demora ni recargo alguno.
  • En el supuesto de contribuyentes que hubiesen regularizado dichas cantidades por tener una sentencia anterior, podrán instar a la rectificación de las autoliquidaciones.

 

 


Recordamos que esta publicación tiene una finalidad meramente informativa y general. Si necesita asesoramiento concreto, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

agh