93 799 48 08 agh@agh-asesoria.com
pixabay

 

 

QUÉ HACER AHORA PARA BENEFICIARSE EN LA PRÓXIMA RENTA

 

Se aproxima el final de año y con ello el final del ejercicio fiscal que condicionará el pago de impuestos en la próxima declaración de la renta de las personas físicas. Proponemos cuatro opciones que nos pueden ayudar a pagar menos impuestos, siempre que actuemos antes de que acabe el año.

 

Aportaciones a planes de pensiones

 

Las aportaciones que se realicen a un plan de pensiones durante el año natural pueden suponer un ahorro notable en nuestra declaración de la renta. A pesar del coste en el momento del rescate por la tributación que supone, suele ser fiscalmente rentable realizar dichas aportaciones.

Existe un doble límite en las aportaciones a planes de pensiones:

  • existe un límite de 8.000 € anuales de aportación máxima
  • y otro límite máximo del 30% del rendimiento neto del trabajo y de las actividades económicas.

Veamos un ejemplo clarificador:

Rendimiento neto del trabajo de 25.000 € que se sitúa en un tipo de gravamen del 30%. Las aportaciones realizadas a planes de pensiones reducen la base a tributar en el importe aportado, con lo cual, las aportaciones realizadas supondrán un ahorro del 30% de lo aportado.

Es decir, si aportamos 7.000 € al plan de pensiones obtendremos un ahorro fiscal de 2.100 €.  Tendremos presente en ese caso, que el límite máximo a aportar no son los 8.000 € sino 7.500 € equivalentes al 30% de los 7.500 €.

Generalmente en el momento de la jubilación decidimos rescatar nuestro plan de pensiones, el tipo de gravamen a la hora de tributar será inferior, dado que nuestros ingresos serán inferiores, por lo que el ahorro fiscal obtenido en el momento de la aportación será mayor.  Lea el artículo sobre  el rescate de plan de pensiones

 

 

Compensación de pérdidas y ganancias

 

Los rendimientos de capital mobiliario se integran entre sí en la base imponible del ahorro (intereses de depósitos y cuentas, rendimientos de contratos de seguro, etc.) Si los rendimientos obtenidos son negativos, su importe se compensará con el saldo positivo de las ganancias y pérdidas patrimoniales que se declaren en el otro componente de la base imponible del ahorro con el límite del 25 % de dicho saldo positivo.

Lo mismo sucede con las ganancias y pérdidas patrimoniales que se integran en la base imponible del ahorro (venta de acciones, fondos de inversión, venta de inmuebles etc.). Si el saldo de la integración y compensación de este tipo de rendimientos fuera negativo, su importe se podrá compensar con el saldo positivo del otro componente de la base imponible del ahorro (rendimientos de capital mobiliario), con el límite del 25 por ciento de dicho saldo positivo.

En ambos casos, si tras dichas compensaciones quedase saldo negativo, su importe se compensará en los cuatro años siguientes.

Veamos un ejemplo clarificador:

Si hemos vendido un fondo de inversión en el que hemos tenido una pérdida patrimonial y tenemos intención de vender un inmueble que nos va a proporcionar una ganancia, el momento de vender el inmueble es antes de final de año y minorar la ganancia patrimonial que se ha producido en la venta del inmueble con la pérdida patrimonial de la venta del fondo de inversión.

 

 

Adelanto de hipoteca de vivienda habitual

 

Si la compra de nuestra vivienda habitual es anterior al 1 de enero del 2013, podemos deducir el 15% de las aportaciones realizadas a la hipoteca con el límite de anual de 9.040 € por contribuyente, con lo cual si realizamos una cancelación parcial de dicha hipoteca, obtendremos un ahorro fiscal adicional equivalente al 15% de la cantidad destinada a ello.

Veamos un ejemplo clarificador:

Somos el único titular de una hipoteca deducible en renta y pagamos una cuota mensual de 500 €. Al final del ejercicio tendremos una inversión en vivienda de 6.000 € equivalentes a una deducción de 900 €, pero si antes de final de año cancelamos 3.040 € adicionales, obtendremos una inversión total en vivienda de 9.040 € (límite máximo de deducción por contribuyente) equivalentes a una deducción de 1.356 € (deducción máxima en vivienda).

 

 

Donativos

 

Con carácter general existe una deducción fiscal para las aportaciones realizadas a entidades e instituciones recogidas en la ley 49/2002 (Médicos sin fronteras, Cáritas, UNICEF etc.) equivalente al 75% de los primeros 150 € y del 30% del resto. Adicionalmente,  si se hubieran realizado donativos en los dos años anteriores a la misma entidad el porcentaje de deducción se amplia en un 5% adicional para lo excedido de 150 €. Estos donativos tienen el límite del 10% de la base imponible de tributación.

En el supuesto de que las aportaciones se realicen a programas prioritarios de dichas entidades, las deducciones se amplían al 80% para los primeros 150 € y al 35% para el resto, aumentando también el límite máximo de deducción hasta el 15% de la base imponible de tributación.

 


Recordamos que esta publicación tiene una finalidad meramente informativa y general. Si necesita asesoramiento concreto, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

agh